Tener una puerta automática es lo más cómodo tanto en casas como en negocios, por eso es importante darle un buen mantenimiento, para evitar que se tenga que gastar más en reparaciones.

Engrasar los mecanismos

Revisar el engrasado de los mecanismos de giro de la puerta, evitará futuros problemas posiblemente mayores. Bastará con utilizar un spray de grasa líquida aproximadamente cada dos meses en dichas zonas.

Funcionamiento de la placa electrónica

La placa electrónica de la una puerta de automática es la pieza que controla la apertura y el cierre de esta mediante el mando a distancia.

A veces no es necesario proceder a la reparación de la puerta si prevenimos ciertos detalles como la placa en funcionamiento. Esto nos permitirá detectar posibles fallos en el mecanismo.

Debes tener presente, que el calentamiento daña los relés o zonas más sensibles.

Limpieza de los accesorios de la puerta

Finalmente, se recomienda vigilar que la suciedad y el material vegetal o residuos no se acumulen en las guías laterales de la puerta. Es una forma de evitar atascos o el descarrilamiento de ésta.

Artículo creado con información de nocte.es.